Inicio La Libertad Crisis hídrica en Perú: ¿podríamos quedarnos sin agua en los próximos años?

Crisis hídrica en Perú: ¿podríamos quedarnos sin agua en los próximos años?

285
0

TRUJILLO (Perú). La escasez de agua por la que atraviesan algunos distritos y provincias, es el resultado de acciones antrópicas que afectan al planeta, siendo una de ellas la contaminación ambiental, que ha generado aceleradamente el temible cambio climático en nuestros días.

“Es importante que se apliquen las 3R: reducir, reusar y reciclar. Debemos aprender a gestionar y racionalizar adecuadamente el agua, tanto en el ámbito urbano como en el industrial. Ya sabemos que está en riesgo este importante recurso, por tanto, es momento de actuar en aras de preservar nuestra humanidad y la biodiversidad en general”, expresó Paolo Amaya, biólogo y especialista en temas ambientales de la Universidad César Vallejo.

Ante una realidad cada vez más crítica, el Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sedapal) lanzó la campaña “Unidos por el agua”. A través de ella se busca sensibilizar a la población sobre el ahorro de este recurso a fin de que, al año 2030, el consumo diario por persona se reduzca de 175 a 125 litros. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo diario por persona de 50 a 100 litros de agua, lo suficiente para cubrir las necesidades básicas.

La idea de que el agua potable apta para el consumo humano pueda agotarse es una realidad, pues la contaminación y el uso indiscriminado de este recurso ha ido terminando con las fuentes naturales de agua disponibles del mundo, que para empezar no han sido tan abundantes.

Para el docente vallejiano, frente a un escenario de crisis por falta de agua, lo principal que podría ocurrir es la pérdida de flora y fauna. “La calidad de vida de los seres humanos corre un gran peligro y podría verse afectada por un desabastecimiento de productos para el consumo humano, generando un ambiente de inseguridad alimentaria con serios impactos en nuestra economía” puntualizó.

Frente a esta situación, el especialista brindó algunas recomendaciones:

● Tomar conciencia ambiental y promover una cultura de autocuidado.
● Valorar los recursos naturales que cumplen una labor indispensable.
● Implementar políticas que promuevan la puesta en marcha de las 3R con respecto al recurso agua.
● Programar una distribución por horarios y cantidades necesarias.

Finalmente, el experto recalcó que al usar un sistema de captación pluvial es posible conseguir un suministro extra de agua, que además resulta imprescindible en zonas rurales o de difícil acceso, en las que el servicio de agua, a través de la red de acueductos municipales, es poco confiable o inexistente.

“Reutilizar el agua de lluvia es una opción sustentable, económica y representa un montón de beneficios inmediatos que tendrán un impacto directo y positivo en tu calidad de vida. Si tienes problemas con el suministro de agua no tendrás problemas en imaginar el impacto positivo que tendría contar con el servicio de agua todo el tiempo”, finalizó Paolo Amaya.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí